+7 (495) 662 444 5

Для Москвы и международных звонков

8-800-700-57-40

Бесплатно по всей России

Buscar barcos

¿Qué es el chárter náutico?

El chárter náutico es una nueva forma de disfrutar tus vacaciones y hace referencia al alquiler de embarcaciones tanto en zonas costeras como insulares, principalmente en las áreas del Mediterráneo y el Caribe.

Tipos de chárter

  • Con patrón:

    La embarcación se alquila con patrón (algunos barcos incluyen obligatoriamente al patrón profesional debido a su tamaño). Su precio generalmente oscila entre los 100 y los 150 euros/día.

  • Sin patrón:

    El alquiler de la embarcación no incluye al patrón. Exige una mayor responsabilidad así como la necesidad de poseer una licencia. La licencia es obligatoria en destinos como Croacia, España o Grecia, aunque no todos los destinos la exigen.

¿Qué tipos de barcos podemos alquilar?

  • Velero:

    Un velero es un barco propulsado principalmente por el viento y que cuenta con un motor generalmente diesel de pequeño tamaño.
    La principal ventaja es su reducido coste por persona.

  • Catamarán:

    A diferencia del velero, el catamarán es un barco con doble casco que puede estar propulsado a vela o a motor.
    Tanto su interior como la cubierta son amplios, cómodos y estables.

  • Barco a motor:

    Son barcos impulsados por un motor o motores de generosa potencia, lo que les permite rápidos desplazamientos entre dos sitios.
    Incluyen mayores comodidades en el equipamiento aunque el gasto de combustible encarece el chárter.

¿No has alquilado nunca un barco?

Los extras son servicios generalmente opcionales que no se encuentran incluidos en el precio del alquiler (por ejemplo un cocinero o el transporte desde el aeropuerto). Sin embargo, existen ciertos extras que son indicados como obligatorios en el alquiler (por ejemplo, la ropa de cama o la limpieza final del barco).
Generalmente, en el precio del chárter se incluyen los equipos necesarios para la navegación como equipo genérico, velas, equipo de seguridad, equipos de navegación, vajilla y la embarcación auxiliar o zodiac.
Queda excluido del precio del alquiler el combustible, alimentos, amarres y honorarios del puerto así como el agua extra que necesitemos una vez se nos haya agotado depósito, que siempre se entrega lleno.
El patrón es el responsable de la seguridad del barco y de la tripulación.
Se trata de una persona experimentada y con licencia. Por tanto, es recomendable su contratación para aquellos que nunca hayan navegado o para los que no tengan una amplia experiencia.
Las mejores rutas e itinerarios de cada zona se hallan incluidos en nuestra página web.
Si ha elegido el charter con patrón, será este el que le aconseje sobre las mejores rutas.
La comida no se encuentra incluida en el precio del alquiler. Ésta se compra normalmente en el supermercado del puerto y se lleva al barco. Hay que tener en cuenta que aunque generalmente todos los barcos tienen nevera, la mayoría no cuentan con un congelador y que los compartimentos de almacenaje son reducidos, por lo que es conveniente comprar las cosas en envases pequeños. Si no dispones de tiempo suficiente o no deseas hacer una compra, hay packs de comidas que se pueden encontrar en la oferta de extras en caso de que se desee incluirlos en el alquiler. Todos los barcos cuentan con una cocina bien equipada para preparar la comida a bordo.
En el barco podrán dormir el número de tripulantes que se indica en su capacidad teniendo en cuenta al patrón que ocupa dos plazas. Aunque, inicialmente, aquellos que nunca han navegado prefieren dormir en puerto, esto no es necesario. Se puede fondear en cualquier zona de la costa o de una cala que sea segura para esta finalidad, esto hace distinto y especial esta forma de vacaciones. En caso de duda, el patrón nos indicará cuál es el sitio idóneo para fondear.
La fianza es una cantidad de dinero (que varía según la flota y el barco) que se utilizará en caso de que el barco sufriera daños o desperfectos durante la estancia. Depositar una fianza es obligatorio en cualquier tipo de alquiler. En la mayoría de los casos, la fianza sólo consiste en el bloqueo de una cantidad de dinero, no en un desembolso de una cuenta a otra, e incluso se peude hacer con varias tarjetas de crédito distintas.
La ropa irá acorde con la época del año aunque es importante que la llevemos en una maleta blanda para que se pueda guardar de manera más fácil.
La comida se compra normalmente en el supermercado del puerto y se lleva al barco. Hay que tener en cuenta que la mayoría de los barcos no tienen congelador y que los compartimentos de almacenaje son reducidos, por lo que es conveniente comprar las cosas en envases pequeños.
Todos los barcos disponen de ducha interior con agua caliente, aunque es más común usar la exterior en verano. Es conveniente hacer un uso prudencial del agua ya que en caso que se agote, hay que volver al puerto a repostar.
El día, la hora del embarque y desembarque así como el puerto donde se ubica la embarcación aparece en la ficha de cada barco.